viernes, 15 de abril de 2016

Reseña: "Más enredos" (#2 Enredados) de Emma Chase

“Más enredos” es el segundo libro de la serie Enredados de Emma Chase. 
Puedes ver la reseña de "Enredos" aquí.
¿Quieren saber más sobre Drew y Kate? Adentremosno en la historia….





Hay dos clases de personas en el mundo: las que miran antes de saltar y las que saltan sin mirar. Yo siempre he sido de las que miran bien; de las que planifican, siempre cautelosa. Hasta que conocí a Drew Evans. Era tan convincente, tan seguro de sí mismo, que saltar con él resultaba fácil. 



¿Pensabas que Drew y yo cabalgaríamos hacia el atardecer y viviríamos felices para siempre? Yo también. Sin embargo, la vida depende de las decisiones que se toman, y Drew ya había tomado la suya. De hecho, había tratado de decidir por los dos…, pero ese no es mi estilo. Por eso hice un alto en el camino y regresé a Greenville, para pasar tiempo a solas.



No siempre es fácil cambiar las viejas costumbres, y para ello a veces hay que volver a los orígenes antes de poder seguir avanzando en la vida.







Kate y Drew llevan juntos dos años, dos años de maravilloso noviazgo. Se siguen amando intensamente y su amor es muy fuerte. Drew sigue loco por Kate, le da todo su amor, confianza y atención; y Kate revienta de amor por él.

Ambos siguen siendo los mejores agentes financieros de la empresa, todo va espectacular en sus vidas.

 “Y me hace sentir amada.
Él me hace sentir así. Siempre.
Valorada.
Adorada”



Hasta que un mal entendido lo cambia todo. Todo se pone patas arriba, y Kate y Drew no saben más que hacerse daño uno a otro.
En esta segunda parte hay aún más enredos.

En “Mas enredos” le toca a Kate contar la historia y cómo fue que todo realmente sucedió, sabemos muy poquito de Drew.
Debido a este enorme mal entendido, Kate se escapa de Nueva York dejando atrás su trabajo, y a Drew. Ella vuelve a Greenville, su ciudad natal, en la que todos la conocen como la pequeña exitosa Kate que salió de aquel agujero de ciudad.
De vuelta en su hogar se encuentra con el tonto de Billy, su ex pareja, ahora él es una super estrella de Hollywood.

Kate se encuentra con el corazón destrozado por la ruptura con Drew, y además le surge otro pequeño problemita.



“Imaginad un coche que va a cien kilómetros por hora por una carretera comarcal. De repente, un árbol se desploma y cae encima del vehículo.
¡Pam! Frenazo. Pero si el conductor no lleva el cinturón de seguridad, sigue yendo a cien por hora.
Y así es el amor.

No se para de golpe. No importa lo dolido, perjudicado o enfadado que estés, el amor sigue ahí. Haciéndote atravesar el parabrisas”



En este segundo libro vemos a una Kate confundida, dolida y débil. En el primer libro ella aparentaba ser fuerte pero no lo era, aunque al volver a su ciudad le cambió la vida. Se dio cuenta de cuantas personas tiene en su vida que la aman y la apoyan. 

Creo que a Kate sólo la hizo divertida el hecho de que su mejor amiga Delores estaba con ella, aquella psicópata asesina pero excelente mujer que es muy 

divertida.


Y bueno de Drew no se sabe mucho. A ver, ese muchacho es IDIOTA IDIOTA IDIOTA (sí hasta en mayúsculas lo escribo porque es muy necesario), siempre
mete la pata. Me daban ganas de darle un par de patadas en sus zonas bajas. Él es divino y está para chuparse los dedos, pero su coeficiente mental es el de un niño de cinco años.



Y aparte este “enredo” que los tiene a los dos confundidos fue muy desesperante. Ningún de los dos se sienta y se pone a charlar del tema, como dos chiquillos salen por la puerta lo más rápido posible sin siquiera enfrentar el tema. Y yo estaba bufando a todo rato, ¡¡por favor usen sus cerebros por un minuto!! 



Lo que no me gustó fue que le faltó algo a este libro. El primer libro fue genial, muy muy bueno, ¿pero esta segunda parte? Mmm, no tanto. Le faltó diversión, esa comedia que me tuvo enganchadísima en el primer libro, aun así me pareció bueno este libro, sólo que le faltó ese algo que tuvo el primero. Quizás fue la falta de Drew en esta parte, ya que Drew es quien hace el primer libro, el que vale la pena por leerlo. Me hubiera gustado que apareciera más su personaje.


Y lo que sí me gustó y mucho, fue el epílogo contado desde el punto de vista de Drew. Me encanta cuando él es el que se ocupa de relatar la historia.


“Más enredos” es una buena continuación de la historia de Kate y Drew. Una telaraña de confusiones en la que ambos quedan atrapados y no saben cómo desenredarse, y sus soluciones son las de escaparse uno del otro. A pesar de ser un poco flojo en comparación con el primer libro es una historia que cumple con su tarea de entretener.


Aquí les dejo algunas de mis frases favoritas, las que más me gustaron.


“Enamorarse es fácil. Vivir enamorado es más difícil”

Tratar con Drew Evans es como nadar sobre una de esas olas salvajes de la playa. Es abrumador. Y si no pisas fuerte para aguantar el ritmo, te pasa por encima y te deja atrás con la cara llena de arena.


El año pasado, Drew y yo fuimos a Japón. Un día entramos en una tienda de bonsáis. Son un poco extraños, ¿verdad? Con esos troncos raquíticos y las ramas retorcidas. El dueño de la tienda nos dijo que son precisamente esos nudos y los giros lo que les da su fuerza y evita que se quiebren incluso durante la más cruel de las tormentas.
Y así es como somos Drew y yo.







3 frutillitas y media de 5




El próximo libro se llama "Control", allí sabremos la historia de Delores y Matthew personajes que aparecen en el primer libro. Espero poder leerla muy pronto y leer sobre Delores que me pareció un gran personaje.

¿Leíste esta serie? 




No hay comentarios:

Publicar un comentario

♡ Tus comentarios me ponen muy contenta