El blog estará inactivo por un par de semanas

lunes, 18 de julio de 2016

Reseña: "El día que el cielo se caiga" de Megan Maxwell

“El día que el cielo se caiga” de Megan Maxwell es otra de sus más íntimas obras. La autora nos regala una preciosa historia tan conmovedora y real; una historia que sin dudas dejó una huella en mi débil corazoncito.


Alba y Nacho se conocen desde que eran niños. La conexión entre ellos es muy especial y aumenta con el paso de los años, hasta que ella se casa y, obligada por su marido, se distancia de él. Nacho se marcha a Londres. Allí encontrará al amor de su vida, a quien luego perderá a causa de una desconocida enfermedad. Alba, que no sabe lo mal que lo está pasando su amigo, acude a él tras su fracaso matrimonial. Su reencuentro crea una unión irrompible, pero al cabo de poco tiempo ella descubre que Nacho también está enfermo. En su afán por ayudarlo a luchar contra lo que parece inevitable, Alba conocerá a Víctor. Y lo que en un principio no son más que encuentros fortuitos, se acaba convirtiendo en un amor incondicional que le permitirá superar sus miedos e inseguridades. Esta novela hará que te cuestiones varias cosas: ¿por qué el destino es capaz de hacernos encontrar a nuestra media naranja en el peor momento de nuestra vida? ¿Por qué siempre decimos que se mueren los buenos y los malos se quedan aquí para fastidiarnos? Si quieres conocer el desenlace de esta tierna, emotiva y dura historia de amor y amistad, no te pierdas El día que el cielo se caiga.






En el año ’74 la pequeña Alba de siete años se encuentra con que en el apartamento de la señora Remedios hay nuevas personas que se mudan a la casa, mientras curiosea lo que sucede dentro de la casa, de repente se encuentra con un niño angustiado y con los ojos rojos. El pequeño Nacho se acaba de mudar con sus hermanos Luis y Lena a la casa de su yaya luego de que sus padres murieran en un accidente de tráfico. 

Estos dos niños al instante tienen una conexión muy fuerte y así sin más, se vuelven inseparables. Nacho con sus hermanos y con su yaya, son acogidos en los brazos de la familia de Alba, una familia espectacular.
A lo largo de los años vemos las diferentes etapas de la vida de Alba, Nacho y toda la familia. Su niñez, pubertad, adultez; sus ilusiones, sus miedos, sus frustraciones, sus amores y desamores, sus deseos, sus sueños, y demás.

Alba y Nacho son como uña y carne, una amistad que no conoce los límites. Ambos se quieren infinitamente, son indispensables en la vida de cada uno, y no solo son mejores amigos, sino que también son hermanos por elección, hermanos del corazón.

—No sé qué he hecho para que me quieras tanto.
Alba le cogió la mano y, besándole los nudillos, respondió:
—Simplemente, quererme tú a mi

Luego, Alba se casa con un muchacho que la ciega totalmente, y ella pierde su personalidad al estar con él. Nacho por otro lado, se va a vivir a Londres para cumplir sus sueños. A lo largo de los años, él y Alba se distancian debido al matrimonio que ella lleva con aquel hombre. 

Finalmente una joven Alba divorciada retoma el contacto con su hermano y mejor amigo, y al verlo se da cuenta de que se perdió de muchas cosas de la nueva vida de éste en Londres. Ambos se ponen al tanto con las tantas curiosidades y cosas que le estuvieron pasando, pero además Nacho le cuenta una terrible noticia: le descubrieron una enfermedad que en aquel entonces nadie sabía bien de que se trataba, una enfermedad de la que nadie estaba bien informado y que la gente temía y repudiaba. Una enfermedad que pocos sabían de qué se trataba realmente, y la que los padecían eran repudiados y mal vistos por sus familias, y la sociedad en general.

No quiero seguir contándoles mucho más porque les estaría arruinando todas las sorpresas de la historia. El libro es todo un viaje sobre la vida no solo de la de Nacho y de Alba, sino de toda la familia de éstos: la abuela Blanca y la yaya Remedios, Lena, Luis, José y Teresa, los padres de Alba. Esta familia es excepcional, llena de tradiciones, cariño, se aman todos, quien se equivoca es perdonado con toda sinceridad, es una familia a la que le agarré mucho cariño.
Los personajes principales: Alba de ojos azules, es una jovencita romántica que cree en los príncipes azules y en el amor para siempre, en cambio Nacho es aventurero, le gusta vivir el día a día y no cree en el amor, hasta que finalmente lo encuentra en sus años en Londres.
A Alba se le presenta el amor en el momento menos esperado. Un joven del pasado reaparece en su vida, y a pesar de no creer más en el amor, no se puede negar a este hombre ya que él la ayuda, la apoya y le brinda todo su amor en el peor momento de su vida y la de su hermano.

Quiero remarcar mucho esta hermosa amistad. Alba y Nacho pueden ser tan diferentes como tan iguales. Me encantó que entre ellos exista una verdadera amistad, de esas que son eternas, para toda la vida. La autora pone sus toquecitos de magia con la relación de ellos, son compañeros de aventura y de la vida, dos personas que se aman y se comprenden, que se ayudan, y que son leales uno con otro.


Si bien la historia gira en torno de la enfermedad que sufre Nacho, no solo vemos su sufrimiento, también vemos el sufrimiento de todas las personas que lo quieren, especialmente de Alba, su mejor amiga y hermana, su guerrera, la persona que es capaz de darle esperanzas, de darle motivos para seguir adelante, la que le da fuerzas y lo empuja a seguir viviendo.

[…]—Alba, a quien todos conocéis, es mi personita especial, mi hermana, mi vida, mi rumbo, mi locura, la mujer que, de haber sido hetero, habría querido como pareja, y nunca estaré lo suficientemente agradecido de que un día, cuando éramos niños, ella me propusiera que fuera su mejor amigo para siempre.
Todos los presentes los miraron enternecidos, y Alba, emocionada, no tuvo fuerzas para hablar.
—Como siempre dice nuestro padre —continuó Nacho—, la familia es la familia y no importa cómo se haya formado. Y tú, monito, me has enseñado que, aunque se tenga miedo, hay que luchar. Que la vida se ha de afrontar. Que las miradas dicen lo que los labios callan, y que el amor es amor cuando se siente de corazón […]—Gracias por regalarme todos y cada uno de los días esa maravillosa droga llamada esperanza y esa maravillosa sensación llamada amor

Si hablo de Nacho tengo que hacerlo en grande. Es una persona tan llena de vida, que a pesar de estar enfermo es  optimista, ama a las personas que eligió para ser su familia, y lo único que quiere es ser feliz y compartir esa felicidad con ellos. Acá juega un partido importante lo de la familia, porque a pesar de que Alba, su abuela y los padres de ella no sean su familia de sangre, él siente que lo son de todas formas. Uno no elige a la familia de sangre, pero Nacho y sus hermanos tuvieron la oportunidad de elegirlos a ellos para serlos para que los cuiden, los amen, los apoyen y los comprendan.

La sangre te hace pariente, pero sólo la lealtad y el amor te hacen familia

“El día que el cielo se caiga” es muy diferente a lo que nos tiene acostumbrada Megan Maxwell. Me quedo corta con las palabras, no puedo volcar todo lo que sentí con esta novela: tristeza, esperanza, angustia, risas, rabia…la autora con sus palabras nos lleva a leer una hermosa historia de la cuál aprendes, te aferras con uñas y dientes, y la cual te deja mucho para pensar. Éste libro es de lo mejor que escribió Megan junto a “Hola, ¿te acuerdas de mí?”; una vez más Maxwell nos sorprende con sus habilidades para escribir historias imprescindibles.

Estoy dejando muchas cosas sueltas y me falta mucho para decir,  podría hablar sobre este libro todo el día. Las invito a que lo lean y experimenten todo tipo de emociones, no se van a arrepentir. 



En síntesis, es una historia conmovedora en la cual lloré sin culpa y ese final me dejó un gustito agridulce, felicidad-angustia. Puede ser desgarradora como tan llena de vida. La manera en que la autora toca las relaciones de amistad, la familia, el amor, la esperanza de vida, la enfermedad, y tantas otras cosas más es espectacular. Una lectura que recomiendo al cien por ciento, te llegará al corazón.
Como bien decía Nacho, la vida está para vivirla y no para angustiarse, solo tenemos una vida, amemos, riamos, lloremos, hagamos todo sin arrepentirnos… amemos la vida que nos toca vivir.



No puedo terminar esta reseña sin antes poner algunas de las mejores frases, las sigo leyendo y me agarra un no sé qué…

—¿Por qué se mueren siempre los mejores? ¿Por qué, si existe un dios, nos priva de las personas que queremos?
Sin saber qué responder, Nacho la miró.
—No lo sé, monito. Pero, como decía la yaya Remedios, piensa que, el día que el cielo se caiga, todos volveremos a reunirnos

Recordar es fácil para quien tiene memoria. Olvidar es difícil para quien tiene corazón. GABRIEL GARCÍA MÁRQUEZ

—Escucha, cariño —la cortó Nacho—. Ahora necesito que saques esa Alba guerrera que sé que hay en ti, porque voy a necesitar que seas fuerte por los dos. Yo lo intentaré, pero no sé si seré capaz de no decaer alguna vez.
Al oír eso, ella se dio cuenta de lo mal que se estaba comportando. Ella no podía llorar. No debía llorar. Debía darle positividad, ser la guerrera que él le pedía.
—Soy lo peor —afirmó—. Me estás animando tú a mí cuando debería ser al revés.
—Siempre has sido un pelín dramática —se mofó él

—Mi enfermedad me ha enseñado que sólo tenemos una vida, por tanto, cariño, ¡vívela! Vívela por ti y por mí. Disfrútala, exprímela y sé feliz.
¿Lo harás por los dos?







5 de 5 frutillitas. 







Me resultó difícil escribir esta reseña, hasta una vez tuve que parar de teclear porque me entraron ganas de llorar, soy de lágrima fácil jaja. 

¿Ya leíste esta historia? ¿Te gustan las historias de esta autora?





4 comentarios:

  1. Hola!!
    Yo lo leí hace unas semanas y me encantó.
    Me alegro que te haya gustado.
    Por cierto, no conocía tu blog, así que me quedo por aqui.
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un libro espectacular, y gracias :)
      Besitos x

      Eliminar
  2. Muy buena reseña!! Tiene buena pinta el libro pero parece muy triste :(
    No he leído nada de Megan Maxwell aún pero igual le doy una oportunidad :)
    Un besoooo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá que le puedas dar una oportunidad, vale la pena leerlo!
      Besitos x

      Eliminar

♡ Tus comentarios me ponen muy contenta