El blog estará inactivo por un par de semanas

domingo, 3 de julio de 2016

Reseña: "La última salida" de Federico Axat

La útlima salida” de Federico Axat es un thriller del cual no vas a poder despegar los ojos. Tenía muchas ganas de leer este libro ya que es muy diferente a lo que estoy acostumbrada a leer. Ya de por sí, la portada está muy buena y con tan solo leer la sinopsis me convenció a leerlo.

Ted es rico y tiene una familia perfecta, una esposa y dos hijas adorables. Nadie podría imaginar el motivo que lo ha llevado a tomar la drástica decisión de quitarse la vida.

Cuando oye sonar el timbre una y otra vez, su primera reacción es ignorarlo y apretar el gatillo de una vez por todas. Pero entonces descubre una nota escondida entre sus cosas; una nota con su caligrafía que no recuerda haber escrito: «Abre la puerta. Es tu última salida». 

Al otro lado de la puerta encuentra a un desconocido llamado Lynch, que no sólo sabe lo que Ted está a punto de hacer, sino que le hace una propuesta difícil de rechazar: un plan para evitar que su familia sufra ante las consecuencias devastadoras de un suicidio. Ted acepta sin imaginar que la nota en el escritorio y la oferta de Lynch son apenas el comienzo de un juego macabro de manipulaciones. 

Alguien ha sembrado un camino de migas de pan que Ted irá recogiendo. Alguien que lo conoce mejor que nadie, que lo hará dudar de sus propias motivaciones y también de las personas que lo rodean.

                                                                 ¿Quién maneja los hilos desde las sombras?

                                                                A veces sólo podemos confiar en nosotros mismos.

                                                               Y, en ocasiones, ni siquiera eso.






Ted McKay tiene la vida perfecta, o eso creemos. Se encuentra solo en su despacho, ya que su esposa e hijas se fueron de viaje. Su casa está perfectamente ordenada; dejó una nota de advertencia colgada en la puerta del despacho, una llave de repuesto a su esposa y una carta para cuando llegue su casa. 

Dentro del despacho, Ted está apuntándose en la cabeza con una Browning, tiene el dedo apoyado en el gatillo y está a segundos de apretarlo.

 “Cuando has decidido quitarte la vida —no importa que no tengas dudas al respecto—, los minutos finales ponen a prueba la voluntad de cualquiera”

Sin embargo, su plan se arruina cuando alguien interrumpe a golpes y gritos a la puerta de su casa. Cuando está tan cerca de ir a averiguar quién es esa persona, encuentra una nota escrita con su misma caligrafía pero que no recuerda haber escrito:

“ABRE LA PUERTA. ES TU ÚLTIMA SALIDA”

Lynch, el hombre que interrumpe a Ted, le propone algo para que su familia no sufra con su plan. La visita y la propuesta de este hombre le cambiarán la vida; Ted se sentirá ahogado en un mar de sangre y confusiones dentro de su mente.

Y así es como Ted, junto con el lector, van abriendo todas las puertas dentro de su cabeza y de los acontecimientos de su vida. Puerta por puerta, nos vamos encontrando con las distintas etapas de su vida, y lo más importante, el hilo de la historia. 

En la novela, los hechos de la historia se ven mezclados dentro de la cabeza de Ted, y es de a poco que él va abriendo cada puerta con la ayuda de la doctora Hill, Wendell, Blaine, Roger, Mike, Lynch … muchos personajes lo ayudan en su locura, y también otros, lo confunden todavía más.

 “—La mente es una caja mágica. Llena de trucos. Siempre se las ingenia para darte un aviso. También para darte una vía de escape. Una puerta...”

No voy a darles indicios de la historia porque les arruinaría todo y estaría diciendo spoilers. Esta reseña se me está haciendo muy complicada, no sé por dónde empezar y tengo tantas cosas por contarles. 

De todas maneras, tengo que destacar cómo el autor se compromete con el lector desde principio a fin. Al leer la novela, ésta te exige estar con los cinco sentidos despiertos, estar atenta a cada pequeña frase, escena o el más pequeño detalle que es crucial en la historia. No sólo es Ted el que se siente perdido, sino también el lector. Todo el momento estás alerta a todo lo que puede suceder y a la más mínima pista ya pensás que tenés todo resuelto y que tal cosa va a terminar así, y ahí es donde Federico Axat nos engaña: pensás que tenés todo resuelto pero él busca otra salida para hacerte confundir mucho más.

Creo que otra de las cosas más importantes, es que el lector se siente un personaje más de la historia, te sentís partícipe de ella, como si estuvieras en una película viendo todo delante de tus ojos, presenciando cada uno de los hechos de la historia.

Intriga, suspenso, asesinatos, locura, qué es cierto, qué es falso; son algunos de  los indicios que están constantemente rondando en la cabeza del lector. Apenas comenzás a leer el libro, te atrapa y no te suelta. Todo el tiempo me dejó con la boca abierta, eso giros en la historia que te dejan atónita y te quedás como <<No, esperen, ¿qué acaba de pasar?>> y tenés que releer ese mismo párrafo para quedar con la boca aún más abierta de la sorpresa.
Ah, y antes de que se me olvide ¡¡ese final!! Aún me sigo rompiendo la cabeza por entender a qué se refería, y si se refiere a lo que yo pienso que es… ¡Ay dios mío!



Si querés leer algo diferente, lo recomiendo al cien por ciento. Es una maravilla este libro, no decepciona para nada. Es una lectura ágil y que nunca decae. Aplausos a Federico Axat por escribir una historia sorprendente, ya ni me salen las palabras.
<<¿Y si tu última salida esta en abrir esa puerta que tenes encerrada bajo llave por tanto tiempo?>> 




5 de 5 frutillitas. 







¿Te gusta este género de libros? ¿Leerías esta novela?




No hay comentarios:

Publicar un comentario

♡ Tus comentarios me ponen muy contenta