El blog estará inactivo por un par de semanas

viernes, 5 de agosto de 2016

Reseña: "Fénix" de Anabella Franco

“Fénix” de Anabella Franco se encontraba en mi lista de lectura desde que salió a la venta. Este es mi segundo acercamiento a esta autora argentina, y después de haber leído “Camino al placer” tenía muchas ganas de seguir leyendo más de ella.


Tu primer amor puede ser el amor de tu vida.

La misma noche en que Malena sufre el abandono de su marido, quien la deja sola con una hija de cinco años, lejos de allí Sebastián celebra que su vida es todo lo que alguna vez soñó.
Sin embargo, dos años después, nada es lo mismo. Él está atrapado en los negocios y ella en citas desastrosas, hasta que un encuentro fortuito en el lugar menos pensado resucita los recuerdos de ambos. Hace años, vivieron una historia de amor que jamás terminó de cerrarse por completo.
Él quiere demostrarle que nunca la olvidó. La pasión todavía está encendida, pero para Malena, su relación es imposible. Sebastián no ha dejado de ser un dragón —solo está dormido—, y tiene que volar aunque las cenizas amenacen con volver a convertirse en fuego. ¿Tendrá Malena el coraje de ser el fénix que vuele a su lado?

Anabella Franco lo ha hecho de nuevo: narra un amor extraordinario capaz de desplegarse en el día a día. Malena y Sebastián han llegado para quedarse —con sus dolores y sus pasiones— en el corazón de las lectoras.






En el año 1996, Malena con 17 años, se encuentra en el último año de la secundaria; ella es una alumna destacada y con una muy buena conducta. Ese mismo año se incorpora a la escuela un nuevo alumno, se trata de “el rarito” de Sebastián Ayala. Este jovencito tiene toda la imagen de chico hermoso y a la misma vez de un friki. Male ni lo puedo ver, le es insoportable y encima el muy tarado la hizo quedar mal frente a toda la clase mientras ella estaba dando una lección frente al pizarrón.
A Sebastián no le importa nada lo que la gente piense de él, es más, le gusta sentirse diferente a todos los demás; discute con los profesores en las clases, y a pesar de tener esa fachada de chico friki insoportable, él es muy inteligente y lucha por sus ideales.
Entre Malena y Sebastián no hay nada más que miradas que escupen fuego y se ignoran en todo lo posible durante todo el año. Finalmente dejan su guerra de miradas y desprecios cuando los dos mantienen contacto en dos momentos muy importantes del año.

Estos dos jovencitos se enamoraron en una noche del viaje de egresados, y no solo se enamoraron en esa noche sino para toda la vida… pero Sebastián no puede atarse a una relación ya que tiene muchas cosas planeadas para su futuro y no quiere ver sufrir a Male. Ella respeta su decisión porque sabe que Sebastián Ayala está destinado a grandes cosas.

 —Tenés que volar, dragón —le dijo—, y llevar tu fuego a todas partes, contagiar a todo el mundo.
Sebastián sonrió, sus bellas facciones renovadas por el afecto que Malena le despertaba.
—Me conformo con haberte contagiado a vos —respondió

Actualmente, 18 años después, Malena tiene una hija de 7 años y lo peor de todo, es que hace dos años atrás su marido la abandonó, así sin más, el muy cobarde se esfumó de la vida de ella y de la de su hija. Luego de rastrear y buscar su paradero durante todo un año, Malena se siente cansada y arruinada. Debido a eso decide comenzar a hacer terapia, para poder hablar y conversar con algún especialista sobre sus problemas. Será cosa del destino que justo en la sala de espera se encuentra con el amor de su adolescencia, ni más ni menos que Sebastíán.


Ahora él no parece ser el mismo de antes, aquel que creía en sus ideales y que estaba destinado a grandes cosas. Luego de pasar años fuera del país como voluntario médico en las zonas más pobres del mundo y pasar por organizaciones de cuidados ambientales, Seba tuvo que volver a Buenos Aires para cuidar de su hermano menor.

Pasó muchísimo tiempo desde la última vez que los dos se vieron, pero a pesar de todos esos años sin verse, los dos siguen enamorados uno del otro. Una historia de amor que nunca se cerró; ahora intentan recuperar el tiempo, y su amor.



—¿Me extrañaste? —le preguntó Malena, sorprendida por la efusividad del beso.
—Durante dieciocho años —le respondió él

No puedo expresar todo lo que sentí con este libro porque la verdad que fue HERMOSO. Me enamoré taaaanto de esta historia, de este amor y de estos personajes.
Por un lado Malena, ahora es toda una mujer que vive el día a día con su hijita, tuvo que sufrir el abandono de su ex pareja y cuando cree que todo va mal, vuelve a reaparecer en su vida aquel adolescente que le robó el corazón en el pasado.


Y de Sebastián Ayala no sé qué decirles, ayyyy que empiezo a fangirlear


Él es todo un hombre, dulce, conservador, muy humano, se preocupa por todos los seres vivos, y me conmovió esas garras y fuerzas que tiene en ayudar a todo ser indefenso, además toda la concientización sobre el mundo que tiene dentro de su cabeza es impresionante. En mi opinión este personaje se lleva un premio por ser el mejor personaje de la historia, lo releería miles de veces por él. Es todo un luchador de la vida, al igual que Male. Además los dos no tuvieron una vida de color de rosa, tuvieron que hacer sus sacrificios y dejar cosas para elegir otras.

La vida es una sucesión de elecciones, y siempre que se elige, se gana algo para perder otra cosa

En el libro aparecen muchos otros personajes, que van haciendo a la historia intensa. A la que le tomé mucho cariño fue a Valentina, la hija de Male. Adoré a la pequeña, y a pesar de haber sufrido el abandono de su padre, ella todavía conserva su alegría y ternura.

Lo que me encantan de las historias de esta autora es que son tan reales y hasta podrías verlas en la vida real.
En la historia de Seba y Male vemos diferentes baches y malos momentos, porque toda historia de amor tiene sus complicaciones. Lo que sí me gustó es que tanto Malena y Sebastián actuaran como adultos respecto a los problemas que iban surgiendo, aunque a veces Male tuvo sus momentos en los que me entraban ganas de zamarrearla debido sus inseguridades respecto a la relación con Seba.

Por cierto, algo que prevalece mucho en la historia es toda la lucha que vive Seba y muchos amigos de él por cuidar al medio ambiente, y ahí Anabella tiene puntitos extras. La forma con que describe todas estas situaciones de lucha que viven las personas todos los días, a todo lo que se tienen que someter y vivir para que la gente los escuche y tomen conciencia al respecto.

Creo que queda más que obvio que quedé enamorada y fascinada con esta historia, y me quedan muchas cosas para seguir diciendo. En fin, más me vale ir terminando esta reseña o voy seguir escribiendo sin parar.

“Fénix” nos invita a volar, a soñar, a vivenciar la lucha y las fuerzas que algunos le ponen a la vida. Me enamoré con esta preciosa historia de amor con sus alegrías y sacrificios, porque si el amor es verdadero, nunca muere en el tiempo. 


Acá les comparto algunas de las taaaantas y hermosas frases que contiene la historia, se me hizo muy difícil sólo compartir algunas por mí compartiría toditas.

Era hermoso mirarla con las mejillas ardientes y los labios rojos por sus besos. Era una imagen que le hacía perder el control que tanto le costaba mantener. Era una imagen que en ese preciso instante supo que nunca olvidaría.
La recordaría cuando la muerte y el dolor pretendieran ocupar sus pensamientos. La recordaría cuando sintiera que ya no podía perder una batalla más y cuando el ocaso pretendiera hacerle creer que no había esperanza de luz

—Tenemos dieciocho años que recuperar. ¿Alcanzará el resto de nuestras vidas para hacerlo? —le dijo él con mirada profunda. […].
Malena suspiró, aturdida por los latidos de su corazón, que retumbaba en su pecho como un tambor.
Quería creerle, pero no podía.
—Me alcanza con que hagamos valer el hoy —respondió

—Te amo —susurró contra su boca. […]
—Sabés que todo lo que hago, lo hago con todo mi corazón, ¿no? —le preguntó él mientras le secaba las lágrimas con los pulgares. Malena asintió, derretida por la intensa mirada azul—. Entonces también sabés que te voy a amar con todo lo que tengo y que no puedo controlarlo.
Malena se estremeció
—No quiero que lo controles —respondió

—Quiero cada pedacito de tu corazón para pegarlo con mi amor —le dijo él al oído, y ella dejó escapar otro rastro de su dolor

—Yo no hice nada para merecer tanto amor —susurró.
—Lo hiciste sin darte cuenta —repuso ella—. Desde el instante en que te vi por primera vez, esa mañana en la fila del colegio, supe que eras el amor de mi vida





5 de 5 frutillitas.





Estoy muy contenta por haber leído esta historia me dejó muy satisfecha. Y mientras hacía la reseña releía algunas de las frases y se me ponía una sonrisa de tonta en la cara.


¿Leíste este libro? ¿Te gustan este tipo de historias?




1 comentario:

  1. Hola Ari, hace un tiempo leí esta novela de Anabella F. y me encantó como a vos. Destila realidad, amor, pasión y vida en las páginas. Sebas es un amor, imposible no fangirlear con ese chico.
    Una novela preciosa!

    un beso

    ResponderEliminar

♡ Tus comentarios me ponen muy contenta