El blog estará inactivo por un par de semanas

domingo, 5 de febrero de 2017

Reseña: "Querido señor Daniels" de Brittainy C. Cherry



Ashlyn Jennings es una estudiante modelo. Adora leer, especialmente las tragedias de Shakespeare, en las que busca respuestas a las dudas que la vida le plantea. Ahora, después de haber perdido a su hermana gemela y con su madre sumida en una depresión, se ve obligada a trasladarse e irse a vivir con su padre y su nueva familia a Wisconsin.

Allí conoce por casualidad a Daniel Daniels, un hombre roto. Él ha sufrido dos grandes pérdidas en su vida y está tratando de superar el golpe, pero cuando conoce a Ashlyn hay algo que va más allá de las leyes de la química.

Ambos quieren olvidar el dolor de sus vidas, hasta que un día se encuentran en la escuela, él como profesor y ella como alumna.








La vida  es como subirse a una montaña rusa, en un momento estás muy alto casi como si pudieras tocar las nubes y sentís ese nudo en el estómago de felicidad y risas que se acumulan, y luego estás tan bajo que sentís que el corazón se te va a salir del pecho y lo único que querés es bajarte de allí. Ashlyn sabe de esto, sabe lo que es sentirse tan bajo en donde los días son oscuros y tristres, y sus lágrimas no cesan.
Tras la pérdida de su hermana gemela Gabby, todo el mundo se le dio vuelta, su otra mitad partió a un mundo mejor dejando a Ashlyn desolada en un mundo horrible en donde no puede encontrar consuelo ni siquiera en su propia madre, quien se ahoga en el alcohol tras la muerte de una de sus hijas. Como para hacerlo todo aún peor, su madre la manda a vivir con su padre a Winsconsin, y Ashlyn no quiere ni oír hablar de él, un padre ausente y a quien le guarda mucho rencor.

Sin otro remedio ni otra opción, esta pobre joven se embarca en un tren hasta su nuevo destino, el que será su nuevo “hogar”. Allí se encontrará con la nueva esposa de su padre y sus nuevos hermanastros, Ryan y Hailey. Estamos todos acostumbrados a ver hermanastros terribles, odiables y que no hacen más que hacerle la vida impsoible al protagonista principal, pero en esta ocasión, afortunadamente nos encontramos con estos dos hermanastros totalmente adorables y buenos.


En Winsonsin, Daniel sigue atormentado por todo lo que le ha pasado en los últimos dos años, la muerte de dos personas tan importantes para él no dejan de hacer de sus días grises. Sin embargo, este joven encuentra paz y estabilidad en las obras de William Shakespeare, y su banda Romeo’s Quest rinde homenaje a este gran dramaturgo.

Ashlyn y Daniel, dos personas que se encuentran en el peor momento de sus vidas, pero a la vez en el momento correcto. Son almas gemelas, ambos amantes de la literatura y de Shakespeare y también comparten la carga de la pérdida de sus seres queridos. Un amor infinito, de esos que son más fuertes de lo que uno puede llegar a creer, pero lamentablemente su amor se verá interrumpido debido a que Daniel, es profesor de la nueva escuela a la que Ashlyn asiste. Profesor y alumna, un amor prohibido que no puede suceder, y por más que quieran mantenerse alejados uno del otro no podrán porque su amor es mucho más fuerte que las imposiciones. 



Encajaba con su cuerpo de manera perfecta. Tan perfecta que estaba casi segura de que habíamos sido creados el uno para el otro. Él era la pieza que le faltaba a mi rompecabezas. Nuestras caras estaban tan cerca que no estaba segura de si los labios estaban conectados como si fueran uno solo o no. Sus palabras hicieron el amor con el aire al repetirlas. —Joder, eres muy importante.

Con una trama bonita y bien pensada, Brittainy C. Cherry nos regala una preciosa historia de amor, de auto superación, del perdón, sobre los amigos y familias, y más que nada la pérdida de seres queridos y cómo sobrellevar ese dolor latente.


Los personajes están muy bien perfilados, dotados de distintas características con sus defectos y todo. Narrada desde los puntos de vista de Ashlyn y Daniel, tenemos a dos personajes muy completos y sentidos. Ashlyn, esta chica de 19 años que pierde a su hermana gemela no logra encontrar consuelo, no me quiero imaginar lo que se debe sentir perder a un hermano, y especialmente a un hermano gemelo, además Ashlyn no perdió solamente a su hermana, Gabby también era su mejor amiga del alma, la única que la entendía y la que la apoyaba y aconsejaba en todo.
A lo largo de la historia Gabby también estará presente a través de sus cartas, antes de fallecer ella le dejó una lista de cosas que su hermanita pequeña debe hacer antes de morir, como besar a un desconocido, emborracharse y entre otras. Esto le supone a Ashlyn salir de a poquito de su dolor y animarse a vivir la vida como Gabby quería.

Después tenemos a Daniel Daniels, nuestro chico hermoso de ojos azules eléctricos que desde la primera página ya nos roba el aliento. Un muchacho de 22 años que también carga con su dolor y sufrimiento. Es dulce, paciente y enamoradizo. La relación entre él y Ashlyn es muy bonita, cuando apenas se conocen entre ellos hay un especie de click, esa conexión que surge con una persona que apenas conoces y que te deja tambaleando.
Como ya dije anteriormente, ambos terminan descubriendo que lo suyo es un amor prohibido, yo en mi cabeza estaba como “Oh vamos, Daniel sólo tiene 22 años, no tiene 40 años… *roll eyes*” 

—Te quiero con dulzura y con dureza, despacio y rápido. Antes y después del tiempo. —La agarré por la nuca y la llevé a la cama, donde la tumbé conmigo aún dentro—. Te quiero porque nací para hacerlo.

Como siempre, a nuestros protagonistas principales los acompañan muchos otros personajes que complementan la historia, los que más me han encantado, y mucho, fueron los hermanastros de Ashlyn. Hailey y Ryan se vuelven muy importantes para ella, los tres quizás no se eligieron para ser hermanastros, pero sí para ser amigos del alma, adoré su relación.



Hay algo que me dejó un poco insatisfecha respecto a la historia, es el drama que había, y había mucho para mi gusto. A ver, tampoco es que me sorprende, en “El aire que respira” la primera novela que leí de la autora también tenía mucha carga de drama y complicaciones, pero en esta historia lo noté un poquito demasiado y ni hablar de ese acontecimiento que sucede casi al terminar el libro y que dejó a todos los lectores sorprendidos y con ganas de llorar.
A pesar de todo ese drama la historia se disfruta, y mucho. Brittainy C. Cherry tiene una prosa muy delicada y profunda, y en esta ocasión agregó a Shakespeare y sus famosísimas obras como uno de los puntos importantes de la novela.

En definitiva, "Querido señor Daniels" es una historia sobre un amor prohibido entre un profesor y su alumna. Con una trama muy bonita y profunda conocemos a Ashlyn y Daniel, dos personas perdidas y abrumadas por el dolor, pero en todo ese caos aparece el amor verdadero para apaciguar todo el sufrimiento.







4 frutillitas de 5.







Tengo muchas ganas de leer el resto de los libros de la autora, estoy encantada con su prosa e historias. Espero leer muy pronto “El fuego que nos une”, su última novedad de este mes.

¿Leíste esta historia? ¿Qué te pareció?








6 comentarios:

  1. Hola!!
    Quiero leer esta historia ya!!
    Muchas gracias por la reseña.
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada, las historias de esta autora son muy bonitas y conmovedoras.

      Un beso.

      Eliminar
  2. ¡Holaaa! Muchas gracias por la reseña, el libro me llama demasiado la atención, ¡lo quiero leer ya! Me quedo por aquí, nos leemos.

    http://srtabooks.blogspot.com.ar/

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola!
    Pues me encantaría leer algo de esta autora, de verdad creo que me podría gustar mucho su pluma.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, la recomiendo totalmente. Esta historia es NA, y si querés leer romántica adulta podés probar con su serie Los elementos.

      ¡Besos!

      Eliminar

♡ Tus comentarios me ponen muy contenta