martes, 11 de abril de 2017

Reseña: "The wall of Winnipeg and me" de Mariana Zapata


Vanessa Mazur knows she's doing the right thing. She shouldn't feel bad for quitting. Being an assistant/housekeeper/fairy godmother to the top defensive end in the National Football Organization was always supposed to be temporary. She has plans and none of them include washing extra-large underwear longer than necessary. 

But when Aiden Graves shows up at her door wanting her to come back, she's beyond shocked. 

 For two years, the man known as The Wall of Winnipeg couldn't find it in him to tell her good morning or congratulate her on her birthday. Now? He's asking for the unthinkable. 
What do you say to the man who is used to getting everything he wants? 






Vanessa está cansada de trabajar como asistente/ama de llaves/cocinera/limpieza y tantas otras actividades para el gran jugador de fútbol americano Aiden Graves; ya hace dos años que lleva así y por más que tenga un buen empleo con una buena remuneración quiere dedicarse por completo a su sueño de diseñadora gráfica, ah y agreguémosle a la situación que Aiden no es un jefe muy amigable que digamos, es huraño, tosco y no le importa otra cosa que no sea él mismo. 

Una vez que Vanessa finalmente se decidide a tomar el toro por los cuernos y renunciar de una vez por todas, Aiden se presenta en su departamento porque necesita de su ayuda, no obstante Vanessa no sabe si vale la pena ayudarlo, en todo el tiempo que estuvo trabajando para él no le dirigió ni una palabra y justo ahora cuando él la necesita es cuando decide hablarle.... 
Aiden Graves tiene una propuesta de lo más descabellada, pero esa misma propuesta puede ayudar muchísimo a Vanessa, aunque no se lo pondrá nada fácil a Aiden ¿Qué pasa cuando a la gran estrella de fútbol americano por una vez le dicen que no? 


Si les digo que esta historia es muy peculiar no les miento, porque tiene más de 600 páginas con un ritmo lento pero a la vez tentativo, y lo más asombrante no hay un amor a primera vista ni menos un insta-love.
Primero vamos un poquito con la trama y los personajes que la integran. La trama es sencilla y amena, un jugador de fútbol americano que es un huraño, una chica común y corriente luchadora y valiente tras su pasado y una propuesta que les cambiará la vida. 
Vanessa de 26 años es una mujer fuerte, cabezota, y una sobreviviente de su duro pasado, es diseñadora gráfica y su gran sueño es dedicarse a tiempo completo a ello. Conecté muy fácilmente con ella, y ya en pocas páginas la adoré, es un poco testadura, no le gusta dar su brazo a torcer y tiene pelos en la lengua, especialmente con Aiden quien la saca constantemente de las casillas... y hablando del rey de Roma... Aiden Graves es muy él, se preocupa solamente por él mismo y el fútbol americano, es solitario, gruñón, no le gusta escuchar un "no", y la única persona que se lo dice es Vanessa, pero este jugador de fútbol tamaño hulk es de lo más dulce y bonito, y esos pequeños detallecitos que tiene o que dice son lo que más me gustó de él.


Maybe that was the thing about love I never understood before Aiden. Like football and art, like anything that anyone in the world has ever wanted, love was a dream. And just like a dream, there were no assurances behind it. It didn’t gro won its own, it didn’t blossom without food to feed it.  
It was the greatest in its subtleties. 
It was the strongest in its selflessness. 
And it could be forever with someone who hasn’t afraid to never give up on the possibilities it presents. 

Como les mencioné anteriormente, acá no existe un amor a primera vista o ni siquiera tensión sexual, la relación entre ambos se va forjando a paso lento, primero sólo mantienen una relación de jefe/empleada, luego cuando Aiden quiere recuperarla sabe que ante todo debe ganarse la amistad de Vanessa, así que entre ambos va surgiendo una amistad muy bonita hasta que finalmente se convierte en algo más intenso y fuerte. Lo que más me gustó de su relación fueron obviamente estas distintas etapas y sus diálogos, sus peleas, sus ganas de arrancarse las cabezas, y todo tipo de situaciones.
Y sí, en ocasiones me daban ganas de que todo pasara rápido y que Aiden y Vanessa estuvieran juntos de una vez por todas, pero esto es lo que tiene esta historia, es de lo más real y sincera.  

La pluma de la autora es muy bonita, detallista y profunda, se explayó en todos los sentimientos, pensamientos y recuerdos. A través de Vanessa, quien es la encargada de contar toda la historia, la autora no se dejó nada en el tintero, son más de 600 páginas en los que el tema principal no es sólo el amor que luego surge entre Vanessa y Aiden, es una historia sobre superación, ilusiones, miedos, inseguridades, sueños, tristezas y alegrías.


Because fuck it, what was life if you didn’t live it and make the mosto ut of it? What was life without loving someone who cared about you a lot more than he cared about anyone else? 

Me quedé con las ganas de leer algún capítulo desde el punto de vista de Aiden, y una vez que llegué al final quería seguir leyendo más sobre ambos, quería más escenas románticas porque ese final me dejó atontada de amor.  No les quiero arruinar más la historia porque si no perdería su esencia; si tienen conocimiento en inglés les recomiendo totalmente esta historia, no es una lectura difícil y el final te deja con un gustito dulce en la boca.

 En resumen, "The wall of Winnipeg and me" es una historia bellísima, única y que se distingue de los demás porque aquí el amor entre los personajes es una relación que se construye desde los cimientos. Junto a unos personajes entrañables y de lo más reales, más la preciosa pluma de la autora disfruté muchísimo de ella; totalmente recomendable.





1 comentario:

  1. No lo conocía pero en principio no me parece un libro que vaya a leer. Un besote :)

    ResponderEliminar

♡ Tus comentarios me ponen muy contenta